Te sugiero que pruebes Boppy Nursing Pillow and Positioner. Hasta ahora, es la mejor almohada de lactancia que conozco en el mercado. Pero en caso de que no le guste, todavía puede encontrar otras mejores almohadas para amamantar en esta revisión de Netparents.
Si bien hay muchas marcas de almohadas para amamantar en el mercado, le aconsejaría que seleccione una que se adapte mejor al tamaño de sus senos y a su bebé. La almohada adecuada proporcionará una posición de lactancia más cómoda para usted y el bebé.
Por qué deberías comprar una almohada para amamantar
No hay duda de que algunas madres pueden amamantar a sus bebés sin usar una almohada especial, pero eso no significa que sea la mejor idea. Muchas madres que amamantan sin la almohada de lactancia se quejan de dolores de espalda, de cuello y de hombros.
Los beneficios de la almohada para amamantar son indispensables, ya que ofrecen la comodidad suficiente que no encontrará en ningún otro producto para amamantar. Estas son algunas de sus ventajas.
1. Alivia los dolores de espalda, cuello y hombros
En los primeros meses después del nacimiento, alimentarás a tu bebé muchas veces más que en los meses siguientes. Estará sentada cada vez (aproximadamente diez veces al día) amamantando a su bebé, lo que necesita la comodidad que puede obtener de la almohada de lactancia.
2. Fomenta el enganche
El propósito principal de la almohada de lactancia es acercar al bebé durante el tiempo de alimentación. La almohada para amamantar lleva a su bebé a la altura adecuada para alimentarlo, promoviendo un buen cierre. El bebé se alimentará cómodamente sin experimentar dolor.
3. Ayuda a curar la cesárea
Si da a luz a su bebé a través de la cesárea, definitivamente necesitará una almohada para amamantar. Puede ayudarlo a sanar más rápido de una cesárea al proteger el sitio de la incisión. Con la almohada, tampoco tendrá que sostener a su bebé con mucha fuerza.
4. Alivia a tu bebé del reflujo
La mayoría de los bebés generalmente sufren de cólico y reflujo cuando no se los sostiene correctamente a la hora de comer. Una almohada para amamantar puede ayudarla a sostener a su bebé de manera apropiada y protegerlo de los cólicos, el reflujo o cualquier otro problema gastrointestinal.
5. Brinda apoyo a su bebé
¿Sabía que la almohada para amamantar se diseñó inicialmente para ayudar a los bebés a sentarse? Puede usar la almohada para sostener al bebé mientras le enseña a sentarse. Solo debe hacerlo cuando el bebé esté listo para sentarse, generalmente a la edad de 4-6 meses.

Deja tu comentario

<